:::: MENU ::::

domingo, 24 de diciembre de 2017

  • 24.12.17
Esperanza Jiménez, Licenciada en Periodismo, es delegada de Hacienda y Comunicación del Ayuntamiento de El Viso del Alcor. Jiménez ha sido siempre una persona muy vinculada ideológicamente a Izquierda Unida, pero fue Granada Santos la que la animó para que formase parte del partido de cara a las elecciones de 2011. La delegada afirma que a los políticos no le quedan mucho tiempo libre, pero cuando dispone de él lo dedica a pasear a su perra, leer y ver alguna que otra serie.



Jiménez ha trabajado en varios medios de comunicación, lo que agregado a su profesión como periodista, le permite ser voz activa de las estrategias comunicativas de Izquierda Unida y del Ayuntamiento. Explica que la Delegación de Hacienda le permite conocer de primera mano todas las necesidades del Ayuntamiento, algo que le permite conocer las necesidades de sus compañeros de equipo de gobierno.

- Juan Jiménez explicaba que su perfil encajaba mejor en la Delegación de Hacienda que la suya, ¿lo ve así?

- Cuando hay algún compañero que quiere iniciar un proyecto muchas veces tengo que hacer de tope porque en muchos casos no nos es posible. En mi caso me gusta proponer proyectos que podamos alcanzar de forma segura, y a raíz de ahí ir aspirando a más. En la Delegación nos toca sujetar a la gente en cuanto a gasto, pero va entre nuestras funciones.

- ¿Cómo lleva siendo de 'letras' una Delegación en la que los números son tan importantes?


- También lo pienso porque soy de letras, en Hacienda no es tanto números cuantificables sino cualitativos, es decir conceptuables. Las cuentas las hace el personal de intervención, ahora bien lo que si he hecho es formarme para poder adaptarme en los cambios de leyes que se producen continuamente. Nadie nace sabiendo y todo el mundo aunque sea de tu rama todos tenemos que aprender.

- PP e IU tienen modelos económicos diferentes, ¿cómo se consensuan los gastos en el equipo de gobierno?


- Un municipio como El Viso no tiene tanta maniobra por la Ley de techo de gasto, que hasta el PP de El Viso se ha quejado. Los dos partidos que gobernamos sabemos que debemos llegar a puntos en común, al igual que hacemos entre los propios miembros de Izquierda Unida y Partido Popular, pero sabemos lo que queremos y tenemos claro los medios con los que contamos. Aunque no lo parezca el acuerdo ha sido muy fácil porque la poca libertad de movimientos hace que no podamos hacer mucha política municipal, ya que la que se hace en los pueblos es de cercanía.

- ¿Qué diferencias encuentra entre la gestión del PSOE y la suya en la Delegación de Hacienda?

- Es difícil compararlo porque la situación económica no es igual. Con Marina Martín, ex delegada de Hacienda, tengo una buena relación y es una persona que sabe como funciona la Delegación tras estar varios años al frente de ella, y creo que se puede aprender de ella. Creo que cuando hubo vacas gordas no se invirtió lo máximo en la ciudadanía, hubo barrios que se beneficiaron de inversiones y otros que no. El plan de ajuste fue tan fuerte que constriñó muchos años la economía del municipio, tenemos un superávit fantástico pero que no podemos gastar. Nos gustaría invertir lo máximo posible y de forma responsable los recursos que tenemos, pero a día de hoy no podemos.

- ¿Sabe cuándo estarán listos los presupuestos de 2018?

- Esta semana hemos tenido las alegaciones a los presupuestos de 2017. El interventor ya tiene parte de la documentación para que pueda ir trabajando en los presupuestos de 2018, al igual que el resto de los delegados. Tras las fiestas nos sentaremos, y empezaremos a trabajar duro para que como muy tarde en marzo podamos tener los presupuestos.




- Si Diputación no concediese los fondos FEAR al municipio y no se pudiese iniciar las obras del Antiguo Ayuntamiento y Casa de la Cultura, ¿que haría el equipo de gobierno?


- Nuestro objetivo es claro, queremos reformar estos dos edificios. Si no son estos fondos ya buscaremos el dinero porque lo tenemos todo a la espera de la inversión, conforme se inicie el año podremos poner en marcha los proyectos.

- ¿Entendería que en campaña electoral sus socios de gobierno atacasen a su Delegación para distanciarse de las delegaciones de Izquierda Unida?


- En campaña cada uno juega sus cartas. Todos intentamos hacer ver que somos los mejores, actualmente el Ayuntamiento absorbe tanto que llegamos tarde a la campaña electoral. Espero que no lo usen porque estamos trabajando como un equipo y los errores y aciertos los asumimos todos, lo vería un poco deshonroso, lo hiciera el PP o nosotros. La gestión, con sus fallos, está siendo buena y entiendo que los dos partidos tenemos que vender nuestra gestión.

- ¿Cómo está trabajando con los trabajadores de Radio Alcores y qué opina de su situación con respecto al pleito que mantienen?

- Ellos tienen claro que son trabajadores del Ayuntamiento, y como tales son muy profesionales y lo hacen como si no hubiese pasado nada. Lo único que hacemos es facilitarles el trabajo, y ya le digo  que nosotros estamos expectantes a lo que se dictaminen los tribunales.

- Esperanza Jiménez, ¿participará en una Izquierda Unida que fuese en confluencia con otros partidos en las próximas elecciones?

- No sabemos como se va a manejar la confluencia. Podemos en El Viso existe pero no sabemos que tipo de composición tiene, primero quiero saber que proyecto se va a presentar y tras conocerlo, decidiré si formar parte de él pero seguro que no tendré ningún problema. Tras esto será la asamblea y el partido el que tendrá que ponerme en mi sitio, quizás deciden que soy más valiosa en vanguardia que en retaguardia o viceversa, pero eso lo decide el partido.

- ¿Qué valoración hace de estos dos años y medio de gobierno?


- Hemos aprendido muchísimo. He aprendido que el paso del tiempo no nos acompañan, en fútbol como en política se quieren resultados enseguida y al tener un sistema tan garantista los plazos burocráticos se alargan. Por tanto, cuatros año no son nada, hemos puesto los cimientos pero que en cuatro años te valen para asentarse y tomar el pulso. Para que un proyecto se vea y tenga constancia se necesitan otros cuatro año más, los primeros son para ordenar el Ayuntamiento y la meta es difícil obtenerla.

Estos dos primeros años han tenido aciertos y errores, pero han sido muy fructíferos. Los resultados serán complicados de ver los primeros cuatro años, las mejoras urbanísticas sí, pero los cambios menos tangibles como el cuidado del entorno, concienciarnos de la limpieza de las calles y cuidar el medio como el Parque de la Muela. Es decir, lo intangible de un proyecto es muy complicado por lo que por lo menos dos legislaturas se come para que se vea todo lo que queremos hacer. Sinceramente, vamos en la senda correcta pero los cambios profundos no se van a ver en este mandato.


J.C. JIMÉNEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: J.C. JIMÉNEZ



DEPORTES - EL VISO DIGITAL

FIRMAS
El Viso Digital te escucha Escríbenos