:::: MENU ::::

miércoles, 1 de agosto de 2018

  • 1.8.18
Como avanza ABC de Sevilla, el empresario Antonio Martín Antúnez —propietario del gigante agrícola Algosur— está pisando el acelerador en el negocio de los cítricos y el olivar. A finales del pasado año esta compañía andaluza vendió, por más de 40 millones de euros, dos plantas de procesamiento de tomate en Pinzón (Utrera) y El Trobal (Los Palacios) al grupo extremeño Conesa. Se trataba de una actividad secundaria de Algosur, que cultiva y transforma algodón, hortalizas y semillas, y está impulsando nuevos cultivos como la quinoa, estevia o girasol de pipa blanca. Algosur gestiona actualmente la producción de 30.000 hectáreas en el entorno de Lebrija.



Tras la desinversión en el segmento del tomate, Antonio Martín Antúnez está acometiendo diversas operaciones para crecer en otras áreas del ámbito agroindustrial. La más reciente ha sido la adquisición de los activos industriales de la Cooperativa Agrícola Naranjera Los Alcores (Canla), una sociedad que estaba en proceso de liquidación.

Canla era uno de los principales fabricantes de mermelada de naranja amarga y sus instalaciones contaban, además, con un área para la clasificación de frutas y cámaras de congelación, que prestaban servicio a más de 400 socios. Canla fue una de las mayores exportadoras de naranjas en Andalucía y entró en concurso en 2013 con una deuda de 27 millones de euros, en un momento en el que los cítricos atravesaban una dura crisis por la caída en las cotizaciones. La sociedad que ha hecho la adquisición de los activos de Canla se denomina Transformados Agrícolas Los Alcores, que está participada a su vez por Texmar Trading (vinculada a Antonio Martín Antúnez).

El otro área en el que quiere crecer Martín Antúnez es el olivar en regadío. Algosur ha constituido recientemente dos nuevas sociedades vinculadas a este cultivo, como Olivar de San Rafael y Olivar La Rondona.

Martín Antúnez participa también en un proyecto para reconvertir la Hacienda el Alcaudete, en el término municipal de Carmona, con un proyecto que aúna turismo y agricultura con una inversión prevista de 11 millones de euros. En esta finca, que tiene una extensión de 480 hectáreas, se va a desarrollar un proyecto para la transformación de secano a olivar de regadío, al que destinará una inversión de 2,5 millones de euros.

En paralelo, otros seis millones de euros serán para la construcción de una almazara con una capacidad de molturación de 25 millones de kilos. Esta instalación se encargará de procesar la producción de la propia explotación, pero también estará abierta a los agricultores de la comarca. Por último, restaurará también la hacienda histórica de esta finca (una de las más antiguas de esta comarca).

ABC de Sevilla
FOTOGRAFÍA: IU EL VISO



DEPORTES - EL VISO DIGITAL

FIRMAS
El Viso Digital te escucha Escríbenos