:::: MENU ::::

miércoles, 15 de agosto de 2018

  • 15.8.18
Los precios bajaron en julio en Andalucía un 1% respecto al mes anterior, tres décimas más que en España (-0,7%), según el Índice de Precios de Consumo (IPC) que publica el Instituto Nacional de Estadística (INE). En términos interanuales, la tasa de inflación en Andalucía se situó en el 2,2%, igual a la observada en España y a la registrada en el mes de junio.



El comportamiento de los precios en Andalucía en el mes de julio está en consonancia con lo observado en los ámbitos nacional y europeo, con una tasa de inflación que refleja la evolución ascendente de los precios de los productos energéticos en los últimos meses como consecuencia de la subida del coste del petróleo en los mercados internacionales.

El IPC interanual se mantiene en Andalucía en el 2,2%, igualando el registro del mes de junio y la tasa a nivel nacional, y superando en una décima la tasa adelantada por Eurostat para la Eurozona (2,1%). De este modo, la tasa de inflación en Andalucía y España se sitúa ligeramente por encima de la media de la Zona Euro y del objetivo de estabilidad de precios del Banco Central Europeo (2%).

En la evolución mensual de los precios de consumo en la comunidad, destacan los descensos observados por las rebajas de verano en vestido y calzado (-13,4%) y en menaje (-0,9%), especialmente por las bajadas de precios en textiles para el hogar (-6,4%). Asimismo, bajan los precios en alimentos y bebidas no alcohólicas (-0,7%), en gran medida por las frutas frescas (-6,6%). En sentido contrario, los mayores aumentos de precios se producen en ocio y cultura (1,1%), sobre todo por los paquetes turísticos (9,2%), así como en vivienda (0,8%), principalmente por la subida de la electricidad, el gas y otros combustibles (1,9%).

Respecto a julio de 2017, los mayores aumentos se han producido en transporte (5,9%), por los precios de los carburantes y combustibles (11%); vivienda (2,8%), especialmente por el aumento en la electricidad, el gas y otros combustibles (11%); y comunicaciones (2,7%), por los servicios postales (5,8%) y los servicios de telefonía (4,6%). Tan solo dos grupos de los doce que conforman el IPC presentan descensos interanuales de precios. Se trata de medicina (-0,1%), sobre todo por los productos, aparatos y equipos médicos (-1,3%); y ocio y cultura (-0,1%), donde destaca el descenso en los equipos audiovisuales, fotográficos y de procesamiento de información (-4,3%).

La tasa de inflación andaluza refleja la subida de los precios de los productos energéticos, que crecen un 10% interanual en el mes de julio. Concretamente, el precio del barril de petróleo Brent en los mercados internacionales, presenta una cotización media en el mes de julio de 74,1 dólares, un 52,7% superior a la del mismo mes del año anterior.

Por su parte, la inflación subyacente, el componente más estructural del IPC que no engloba los precios de los alimentos no elaborados ni los productos energéticos, mantiene un comportamiento muy estable, se sitúa en julio en el 0,9%, igual que el registro del mes anterior y la media nacional, en línea con el comportamiento medio que viene mostrando desde 2015 (en el entorno del uno por ciento).

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL



DEPORTES - EL VISO DIGITAL

FIRMAS
El Viso Digital te escucha Escríbenos