:::: MENU ::::

sábado, 3 de agosto de 2019

  • 3.8.19
Seguro que a algunos de los lectores de este artículo les pasará lo mismo. Hay cosas que no se comprenden, no entran en la cabeza. Os apunto algunas.

La limitación de velocidad de la circunvalación Viso-Mairena es de 80 km/h la misma que la de las carreteras de La Vega, del Cementerio-Brenes y la de Tocina. En seguridad cualquier parecido con la realidad de estas carreteras con la autovía de la circunvalación es mera suposición.



Los pasos de cebra de las dos calzadas en la raya del término con Mairena, desde la Cruz Roja hasta la rotonda de acceso a la circunvalación están sólo en la parte de El Viso. Para cruzar a la parte del CARE no hay paso de peatones, se la juega uno. Es cuestión de advertirlo al pueblo vecino. Por cierto tampoco comprendo cuando van a abrir el CARE. Desde 2010 que empezaron las obras tiempo ha habido.

Curioso es el paso de cebra frente al hotel Picasso. Casi toda la gente pasa frente al comercio de los chinos camino del colegio Alunada y viceversa para enfrentar con la calle de la cervecería La Viña. Casi nadie baja para pasar por el paso de peatones que está a muy poca distancia.

No pasan por el carril bici ni las moscas, con la enorme inversión que se hizo y las grandes expectativas que tenía. No es tan complicado potenciar su uso.

La poca utilidad de los semáforos de La Plaza de Abastos y el de Las Escaleritas del Terraplén. Seguro que se mejoraría la circulación y el paso peatonal sin ellos.

No entiendo cómo están coordinados los semáforos de toda la travesía de nuestro pueblo. Si tienes que parar en el primero también te cogen casi todos los demás en rojo. Y si no te pilla en rojo el primero, te lo encuentras el siguiente. En pleno siglo XXI hay técnicos y medios que pueden sincronizarlos inteligentemente. Y no es tan caro.

Que no haya una Circunvalación Sur en El Viso con lo complicado que lo tienen los camiones, tractores y cosechadoras en ir de allï "arribota" a la parte de Las Casetas, Matadero o Vega. Había un camino (que era parte de la Vereda de la Carne) que unía Las Casetas con el matadero viejo que estaba en El Calvario. Habría que estudiar cómo comunicar la trasera de la Zona Ganadera por dónde pasaba dicha vereda. Otra alternativa es ensanchar y pavimentar el camino de La Luná y un trozo de La Vía Verde.

Los rodeos que hay que dar para salir de las calles Real y Lo Cerro cuando existe la posibilidad de abrir nuevas calles. Algunas casas cerradas de la calle Real que tienen traseras a Los Corrales convirtiéndolas en calzadas evitarían el tener que dar la vuelta por el Colegio Gil López. Asimismo casas de La Carretera y la calle Lo Cerro y de esta calle a la calle La Laguna para no tener que llegar hasta la calle San Laureano para incorporarse de nuevo a la carretera. Tendríamos la oportunidad de nominar a esas calles Reyes Católicos o José Echegaray (un español con premio nobel de literatura) en un pueblo que tienen calles hasta el Fresno o Alejandro Guichot Sierra que la mayoría no sabemos qué o quién es. ¿Sería viable abrir la calle Nueva a la circulación de coches y motos y el callejón de “Juan Sierra” de doble circulación?

Con estas medidas se ahorraría tiempo y en casi todas también combustible.

“Quién no aporta soluciones, es parte del problema”.

CESÁREO DE LOS SANTOS



DEPORTES - EL VISO DIGITAL

FIRMAS
El Viso Digital te escucha Escríbenos