:::: MENU ::::

sábado, 30 de noviembre de 2019

  • 30.11.19
Conversación telefónica esta mañana en el metro y lógicamente escuchada por los viajeros más madrugadores:



- María, ayer te llamé sin éxito de comunicación, y lo hice ante la emoción que me produjo abrir el paquete tan esperado. Sé que disfrutas con él hace tiempo y casi tod@s ya tenéis uno. Puede que vaya tarde, pero dice el sabio refranero que nunca es tarde si la dicha es buena. Pues tarde pero cierto, creo que la rutina de cada día, la presión conmigo misma deseando un cambio, la búsqueda de un tiempo que me pertenece, la novedad en mi vida .... etc. ha llevado a que por fin haya dado el paso.

Ya lo tengo en mi casa, tiene un espacio reservado en ella, aunque me hace la vida tan fácil y placentera que en realidad no me importa que esté donde sea. Pero ¿quién es el inventor o inventora, chica?

-He decidido ponerle nombre. Me parece frío e impersonal que no lo tenga, y pensando pensando, teniendo en cuenta mis preferencias, debería tener nombre masculino.

Yo he decidido llamarlo FRIDAY, en honor al día, siempre un “english name” le da otra cosita, y claro, si tiene que acompañarme a algún viaje, de apellido BLACK. Jajajajaja.

¡Vamos! no me dirás que no suena bien ¿verdad?

- La chica seguía contando y los viajeros entusiasmados por esa información detallada:
Este portento hace todo lo esperado y mucho más, varios programas, varias velocidades, autonomía más que suficiente para mis exigencias. Me arrepiento de no haberlo tenido antes y me hubiese ahorrado tanto tiempo infructuoso, tanto repaso mal dado y para salir del paso.

- Si si, lo uso a diario, es lo aconsejable.

- Uyyyy la recarga es rapidísima y siempre hace bien su trabajo.

- En fin, chica, que no puedo tener quejas y desde luego lo aconsejaré a mis amigos que se hagan de uno cuando puedan.

- Ok luego nos vamos preciosa, CHAO.

El público improvisado no dejaba de observar de forma sorpresiva a la chica y esperando aclarar sus dudas, pero la conversación había llegado a su fin.

P.d. Black Friday para muchos es un día de compras con descuento real o imaginario, pero para la amiga de María, la chica del metro, Black Friday es un robot aspirador que adquirió el día señalado. Imaginación desbordada de los viajeros.

MARÍA JOSÉ CORTÉS


DEPORTES - EL VISO DIGITAL

FIRMAS
El Viso Digital te escucha Escríbenos