:::: MENU ::::

viernes, 20 de julio de 2018

  • 20.7.18
La diputada provincial de Cultura y Ciudadanía, Rocío Sutil, ha recibido hoy en la Casa de la Provincia de la Diputación a Antonio Muñoz, delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Sevilla, y Luis Méndez, director del Centro de Iniciativas Culturales (CICUS) de la Universidad de Sevilla, para celebrar conjuntamente el acto de inauguración de la exposición 'Premio Nacional de Cómic 10 años (2007-2017)'.




Se trata de una exposición colectiva, producida con motivo del homenaje al décimo aniversario de la creación del Premio Nacional del Cómic y a todos los artistas galardonados durante la primera década de dicho Premio, que se podrá visitar en la Sala Romero Murube del Organismo hasta el próximo 2 de septiembre.

Una muestra que se completa con un programa de actividades, a desarrollar el próximo miércoles 25, que incluye una visita guiada a la exposición, entre las 13 y las 14 horas, y una mesa redonda, a las 19 horas, en el Espacio Santa Clara. Y, lo mejor: la presencia de dos de los artistas que exponen su obra: Max y Bartolomé Seguí.

En su alocución, Rocío Sutil ha destacado la apuesta decidida de la Diputación por el cómic desde principios de los años 80. 'En este sentido, hemos sido pioneros. Con el impulso de la Diputación, ha expuesto en nuestras salas y en los pueblos de la provincia una buena parte de los que hoy son los grandes referentes de esta expresión artística, muchos de ellos autores que cuentan entre sus reconocimientos con este galardón. Y siempre con un objetivo primordial: elevar el cómic al mismo nivel que otras manifestaciones artísticas y culturales', ha dicho la diputada.

'Premio Nacional de Cómic. 10 años (2007-2017)', que fue producida por la Universidad de Málaga junto al Ministerio de Cultura y Deporte, llega ahora en itinerancia a Sevilla, en una versión íntegra adaptada a la Sala Romero Murube de la Casa de la Provincia de la Diputación hispalense, organizada por la Universidad de Sevilla, a través del CICUS y el Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla, (ICAS) del Ayuntamiento de la capital.

La exposición muestra el proceso de creación de todas las obras galardonadas, a través de más de 200 dibujos, bocetos, guiones y otros documentos sobre dicho proceso, muchos de ellos inéditos. También se podrán leer in situ todos los cómics premiados, así como el catálogo editado con motivo de la muestra, que incluye entrevistas con los autores y otros textos que arrojan luz sobre su proceso creativo. Su comisario: Pepo Álvarez.

Esta muestra colectiva cuenta con la participación de todos los autores y obras galardonadas en las diferentes ediciones del Premio Nacional del Cómic desde su creación hasta la fecha: 2007, Max (Hechos, dichos, ocurrencias y andanzas de Bardín el Superrealista); 2008, Paco Roca (Arrugas); 2009, Felipe Hernández Cava y Bartolomé Seguí (Las serpientes ciegas); 2010, Antonio Altarriba y Kim (El arte de volar); 2011, Santiago Valenzuela (Las aventuras del Capitán Torrezno. Plaza Elíptica); 2012, Alfonso Zapico (Dublinés); 2013, Miguelanxo Prado (Ardalén); 2014, Juan Díaz Canales y Juanjo Guarnido (Blacksad: Amarillo); 2015, Santiago García y Javier Olivares (Las Meninas); 2016, Pablo Auladell (El paraíso perdido de John Milton); y 2017, Rayco Pulido (Lamia).

Once obras de historietistas españoles que confirman no solo la excelencia del cómic de nuestro país, en toda su dimensión pluricultural —los autores son de muy diverso origen y residencia—, sino también su relevancia internacional, a juzgar por las traducciones de dichos cómics a numerosas lenguas y países de Europa, América o Asia, así como los múltiples premios internacionales cosechados.

En 2017, se cumplían diez años de la creación del Premio Nacional del Cómic, un galardón que otorga el Ministerio de Cultura español desde 2007,tras una iniciativa parlamentaria de la recordada Carme Chacón (1971-2017). Su instauración supuso un giro decisivo en el reconocimiento del cómic en nuestro país, al equipararlo con otras actividades culturales distinguidas con Premios Nacionales (letras españolas, artes plásticas, cinematografía, etc.).

La institución ratificaba así los cambios de finales del siglo XX en la jerarquía de las Bellas Artes, asumiendo que el rechazo al arte comercial, la literatura popular o los cómics, tiene menos que ver con su importancia cultural o excelencia estética, que con cuestiones socieconómicas de clase en la formación del gusto y hace décadas que los artistas visuales han incorporado con naturalidad influencias de la «baja» cultura, y no pocas zonas de esta última han adoptado estrategias de la alta.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL


DEPORTES - EL VISO DIGITAL

FIRMAS
El Viso Digital te escucha Escríbenos