:::: MENU ::::

domingo, 8 de abril de 2018

  • 8.4.18
El Colectivo Ecopacifista Solano ha realizado un comunicado donde se exponen los problemas que tiene El Viso del Alcor con su política de reciclaje. "Para mantener el modelo necesitaríamos tres planetas y solo tenemos uno. Ya hoy día se está produciendo una crisis ecológica con fenómenos difícilmente controlables, cuando no irreversibles, como el cambio climático, la desertificación o la pérdida de biodiversidad", explican.



Solano insta que el Ayuntamiento tiene que predicar con el ejemplo si quiere ganarse el respeto de la gente. Los contenedores -y el suelo en el que se encuentran- tienen que limpiarse con más asiduidad y eficacia. Están asquerosos y tardan en ser limpiados. También hay otros impresentables (sin tapaderas, quemados o rotos) que deben ser repuestos. Los operarios y operarias de la limpieza tienen que ser muy conscientes del papel que juegan. No se pueden limitar a barrer, también deben depositar en los contenedores de selectiva el vidrio y el cartón que se encuentren por el suelo o encima de los contenedores.

"Al Ayuntamiento de El Viso del Alcor le cuesta la gestión de las basuras y los escombros del Punto Limpio 870.000 euros anuales, es decir, 144.7 millones de pesetas: un auténtico despilfarro de recursos económicos que no para de aumentar y que necesitamos para otras cosas. Y la mayor parte de este dinero se gasta en enterrar recursos (materias primas), porque de lo que tiramos al contenedor sólo se recicla un 30%, un panorama desolador", dice Solano.

El colectivo declara que el Ayuntamiento tenía que tener aprobado desde 2013 un programa de prevención de residuos para reducir el peso de los residuos producidos en 2020 en un 10%, respecto a los generados 2010 y no lo ha hecho (Art. 15.1 de la Ley de Residuos).También está muy lejos de cumplir lo establecido en el art. 22 de la Ley de Residuos, en el PEMAR 2016-2022 (Plan Estatal Marco de Gestión de Residuos) y en la Directiva 2008/98/CE Marco de Residuos.

"El Ayuntamiento tiene que introducir una nueva cultura de los residuos (ver las basuras como recursos, no como desechos, pasar del "usar y tirar" al "usar y reusar o reciclar”)". Tiene que ser de los primeros en cambiar el modelo de gestión de los residuos, implantando medidas para cambiarlo radicalmente. Podemos ser la última generación con capacidad para mitigar el cambio climático y resolver problemas como el de los residuos, a fin de evitar los peores escenarios de futuro. Tenemos que asumir nuestra responsabilidad ya", insisten.

Creen que el gobierno municipal debe echar el resto para revertir la situación actual, empezando por acabar con el desorden en el depósito de residuos. La falta de civismo y la cultura de la impunidad -de la que es responsable el Ayuntamiento y su policía- han hecho que no se respetan horarios, condiciones, lugares.

"Depositar en el contenedor verde toda la basura mezclada que el usuario no sabe, no quiere o no puede separar, es a estas alturas injustificable, es rendirse ante el desastre ambiental. Mucho mejor que separar en planta residuos mezclados, sucios y contaminados, es separar en los domicilios todo lo que se pueda y así optimizar su aprovechamiento. No puede pasar ni un día más sin que este Ayuntamiento, en coherencia con lo recogido en el artículo 24 de la Ley de Residuos, se plantee la recogida selectiva de los restos de comida (la fracción orgánica fermentable, que supone el 42% de la basura) para su posterior aprovechamiento como alimento de animales o como compost (abono) para comercializarlo en la agricultura local y en parques y jardines. Se posibilitaría un mejor tratamiento de los otros residuos y se lograría un compost de calidad - no el “biorresiduo” que sale hoy de las plantas de compostaje- para cerrar el círculo, volviendo al suelo lo que es del suelo".

Apuestan por que dada la cantidad de problemas que generan los contenedores en la calle y lo costosa que es la gestión de la basura con el sistema actual, creemos que no sería descabellado sustituirla por una recogida puerta a puerta, como exitosamente están llevando a cabo más de 100 municipios. Ese debate, promoviendo la participación ciudadana, hay que hacerlo. Solano, a bote pronto, le ve a este sistema muchas ventajas: reducción de los residuos, aumento del reciclaje, eliminación de suciedad en las calles, reducción del coste de gestión y posibilidad de transitar a un sistema de pago más justo.

Por último, Solano cree que el Ayuntamiento no está haciendo un seguimiento de los residuos no urbanos. No estaría de más tener un conocimiento exhaustivo de todos los residuos que se generan en nuestro pueblo (industriales, ganaderos, agrícolas y de obras) y del destino que tienen, a fin de evitar vertidos incontrolados y estudiar las posibilidades de aprovechamiento. Una vigilancia especial requieren los abonados químicos intensivos y los vertidos incontrolados de purines y gallinaza, causas fundamentales de la contaminación por nitratos de las aguas de los pozos visueños.

Para ver el informe completo pulse aquí.

J.C. JIMÉNEZ / REDACCIÓN


DEPORTES - EL VISO DIGITAL

FIRMAS
El Viso Digital te escucha Escríbenos