:::: MENU ::::

sábado, 7 de julio de 2018

  • 7.7.18
Los Cualcor, Los Manzanas, Universo, Los Dudas, Treblinca, Mogollón Exprés, el ritmo latino de Jozabed parreño, las letras de Rodrigo Sánchez, las aportaciones jazzísticas de José Manuel Vecino y, otros muchos, fueron auténticos pioneros entre los años sesenta y ochenta, y sus ecos musicales impregnan la memora musical de muchos visueños. Posteriormente, a la zaga de la “Movida Madrileña”, la “movida musical visueña” floreció en la década de los 90, ofreciendo una amalgama multicolor de fragancias: numerosas actuaciones en directo en locales de culto como “El Cielo”, “La Caverna”, “La Nueva Orden” o “La Fragua”, entre otros; la gran repercusión que tuvo, incluso a nivel nacional, el Festival INDIE-pendientes; la existencia simultánea de una decena de grupos locales (Los Tiros, Sierpes, Posición 69, Tras-fusión,…); el nacimiento, en 1996, del Café Pop, templo musical de la música en directo, etc.



Esta efervescencia musical fue efímera. El viento favorable cambió de rumbo por diversas circunstancias: menor apoyo institucional, dificultades para encontrar lugares adecuados de ensayo (después de que los grupos tuvieran que abandonar la Casa de la Cultura y la Juventud), desaparición del INDIE y de los locales que apostaban por la música en directo, con la excepción, como un oasis en el desierto, de Café Pop. No obstante, las inquietudes musicales de muchos visueños salieron a borbotones, a pesar de que el ambiente ya no era tan propicio.

Una de estas iniciativas artísticas fue ZEMOS98, colectivo de creación y producción cultural, que sale a la luz en este rincón de Los Alcores en 1995, aunque fragua en enero de 1999 con la celebración del I Festival Audiovisual ZEMOS98. Entonces, tras el visionado de cortos, pudimos disfrutar, después de cada bloque, de actuaciones musicales de grupos como Alerta, Plastiquina y Milenium. Hasta el año 2003 el festival se celebrará íntegramente en nuestra localidad para que a partir de zemos98.5 comienza el traslado progresivo hacia la capital andaluza. En dichos años, además del visionado de cortometrajes de calidad de más de 30 países, se propició las actuaciones musicales, tanto de grupos locales como foráneos.

Buenos músicos, después de varias décadas, siguen remando, muchas veces a contracorriente, interconectando dos generaciones. Gonzalo, de los Tiros, profesor de guitarra, pieza indispensable para que la rueda siguiera girando. Santi Martín, músico brillante y versátil, actualmente en la banda Man on The Moon. Rodri Sánchez, músico polifacético, impulsor, entre otros, del V.A.M. (Viso Acción Musical). Tonacho, intérprete de gran potencia vocal. Jozabed Parreño, en sus diversos proyectos musicales, consigue gran repercusión, especialmente con su grupo Parakatú. Parreño, vocalista, guitarra rítmica y compositor en esta banda sevillana, es capaz de aglutinar a una gran variedad de músicos, aportando un estilo muy personal, fusión de estilos, que van desde el jazz más melodioso, hasta el funk, pasando por el flamenco.

La Fiesta de la Primavera y el Festival Alcorock fueron sendos proyectos que intentaron reverdecer la música en lugares públicos como el Parque de la Constitución y la Caseta Municipal. Ambos, contaron con un ramillete interesante de actividades, donde los músicos locales tuvieron gran protagonismo, junto a otros conjuntos como Los Labios, The Milkyway Expresso o Chencho Fernández. El escaso apoyo de los gobiernos municipales a estos festivales evitó, entre otros factores, que tuvieran una dilatada trayectoria.

En palabras de Manuel Jesús Palma, “a mediados de los 2000 algunos grupos volvieron a crear cierta estela musical a nivel local. She, Vino de Baco, Kelevra, Drunkenbrain, La Boca del Lobo... Todos ellos estaba íntegramente compuestos por músicos visueños o había visueñ@s en sus filas. Además de ver a músicos visueños en proyectos como The Baltic Sea, Fugu, Midipuro, Caronte y otros muchos que se me quedan en el tintero”. Desgraciadamente, este artículo, por su formato digital, no debe ser extenso, por lo que, como botón de muestra, repasaremos la trayectoria de algunos de estos grupos.

Midi Puro es un grupo formado en 2006 por el polifacético Armando Rueda y Ventura Gómez, junto a la colaboración de dos músicos de amplia trayectoria en la escena sevillana: Fernando Zambruno (Zico) y David García (Maga, Lõbison). Han publicado 3 EP`s, entre 2006 y 2009 ( Midi Puro I, Midi Puro II y Soltero Ilumínate, producidos por Antonio Luque de Sr Chinarro) y un elepé, en 2016, Sentimiento Morrón, Es un grupo con su sello personal: orientación pop, experimentos, sencillez, letras divertidas e irónicas, la inconfundible voz de Armando, el buen gusto con las guitarras, ecos de The Cure, The Sounds, Roxy Music, Radio Futura o Residents. Su original música se escuchó en todo el territorio nacional en numerosos conciertos, en emisoras de radio como Radio 3 o, incluso, en documentales de Cuatro TV. Han sido reconocidos como una de las mejores bandas emergentes nacionales y han entrado en la lista de los 15 mejores en Mundo Sonoro, Edición Sur. Actualmente, han decidido realizar una parada en el camino.

Vino de Baco es un grupo compuesto por Manoli Jiménez (voz), Carlos Moreno (guitarra), José Luis Díaz (guitarra y voces), Carlos Falcón (bateria) y el también polifacético Manuel Jesús Palma (bajista y compositor). Este grupo ha encontrado su sello propio dentro del pop-rock sevillano.

Fügu es un grupo sevillano formado en 2005 por el bajista Juan María Mora, y completado posteriormente por Ferdy Domínguez (voz), Melchor Hanna (batería) y Carlos (guitarra). Fügu es el resultado de la mezcla del funky más fresco con el rock más cañero. Mezcla a la que se aplican ciertos tintes de soul, reggae, ska y disco dando como resultado una música de lo más bailable que se materializa en un potentísimo directo. Además de su participación como bajista en el grupo, el visueño Melchor Hanna, tiene una larga trayectoria profesional. Empieza a tocar con 13 años y con 14 ya entra en su primer grupo. Colabora con Jozabed y Parkatú, Albertucho, Doctor Sapo, Carlos Zambra, El Arrebato, ...Consigue un estilo muy personal, recibiendo influencias de Rock, jazz, funk, soul, musica étnica, africana, música árabe, clásica, rock duro, electrónico,…

Dentro del pock-rock cristiano, hay que resaltar al visueño José Manuel García por su destacada participación en el grupo Gen Rosso durante 13 años, como bajista y saxofonista. Este grupo, nacido en Italia en 1966, utiliza la música como una potente herramienta de diálogo interreligioso y evangelización a lo largo de todo el mundo.

En el mundo de la música Techno, destaca Unam Zetineb A.K.A. Manu Benítez. Promotor y artista de los eventos Darksite, que se realizan en la famosa "Sala Cosmos" de Sevilla, está logrando dar un gran impulso a los sonidos Techno en Andalucía, consiguiendo que sus producciones estén sonando en los mejores festivales del mundo de las manos de artistas del calibre de Oscar Mulero. Del mismo modo, ha conseguido remixar grandes temazos y ha podido editar en el sello "Enemy Records".

Nuestro artista más conocido popularmente a nivel nacional, y recientemente en el plano internacional, es Nolasco. Estudió Comunicación Audiovisual y una vez acabada la carrera la aparcó a un lado para dedicarse a su verdadera vocación: la música. Sus comienzos fueron precoces, Empezó a los 16 años tocando la batería. Años más tarde se dedico por entero a cantar y a componer su música. Su primer tema, de gran repercusión nacional, fue “Las cosas pequeñitas”. Desde entonces, sus éxitos han venido en cascada gracias a su estilo inconfundible, con profundas raíces flamencas, pero con múltiples influencias. Recientemente, ha sido el promotor, junto a su hermano, y la colaboración del Ayuntamiento de El Viso del Alcor, del festival “Food Truck&Music”, que ha supuesto una brisa de aire fresco que ha conseguido reverdecer la música de calidad en directo en El Viso del Alcor, combinándola con una variada oferta de gastronomía y ocio.

Por último, me gustaría agradecer a mis amigos Armando Rueda y Manuel Jesús Palma por su inestimable colaboración en la elaboración de este artículo, así como a Lola Rueda, Eulogio Franco, Pedro Jiménez y Fara Cielo, por sus aportaciones. Espero que este artículo, junto al anterior, pueda utilizarse, con sus posibles errores u omisiones, para sumergirnos en una visión actualizada, aunque sea a vista de pájaro, de la larga trayectoria de la música pop-rock en El Viso a lo largo de sesenta años. Músicos de calidad, con escasos medios y apoyos, han difundido, y siguen haciéndolo, su aroma musical por doquier, consiguiendo sonados éxitos. Un mayor apoyo público y privado propiciaría crear un clima de cultivo para alcanzar, si cabe, mayores metas. Esperemos que los astros, repletos de musicalidad en sus armoniosos movimientos, nos sean favorables.


MARCO ANTONIO CAMPILLO


DEPORTES - EL VISO DIGITAL

FIRMAS
El Viso Digital te escucha Escríbenos