:::: MENU ::::

martes, 13 de noviembre de 2018

  • 13.11.18
El Viso Digital se hace eco en su Buzón del Lector de una carta abierta remitida por Guillermo Jiménez reflexionando acerca de los candidatos a las elecciones locales. Si desea participar en esta sección, puede enviar un correo electrónico exponiendo su queja, comentario, sugerencia o relato. Si quiere, puede acompañar su mensaje de alguna fotografía.



A seis meses de las elecciones municipales, 26 de mayo de 2019, los partidos políticos locales han movido ficha, Partido Popular e Izquierda Unida han nominado candidatos a la alcaldía, Manuel Ángel Figueroa y Anabel Burgos respectivamente. El PSOE, pendiente de su calendario interno, presentó en sociedad a su aspirante a encabezar la candidatura, Gabriel Santos. Por su parte, Ciudadanos aún no ha hecho público su intención en concurrir a las elecciones.

Movimientos que representan una importante renovación en la cartelera electoral municipal y de liderazgo en las organizaciones políticas locales. Por lo conocido y publicado hasta ahora, todos muestran su gozo por las grandes expectativas que se le abre ante el nuevo panorama y es previsible que tanto PSOE como PP puedan acusar en sus resultados el cambio de cartel electoral.

En el caso del Partido Popular, tras años de estancamiento electoral, desde las elecciones de 1.987 a 2.007 nunca superó los 2 concejales, con Fernando Rueda de candidato en 2.011 consigue incrementar en casi 1.500 votos los obtenidos en 2.007, superando los 2.700 y representando la opción preferida para el 24,98 % de los votantes, resultado que consolida en las elecciones de 2.015 con los mismos concejales. Siendo importante el salto cuantitativo, incremento de votos y número de ediles, no es menor el impulso cualitativo que durante estos últimos ocho años ha protagonizado el Partido Popular y su portavoz municipal y la influencia que ha tenido en la política institucional. Primero acaparando y liderando la oposición al gobierno de coalición PSOE-PA (2011-2015) . En la legislatura que termina (2015-2019) ha protagonizado y capitalizado la acción del gobierno municipal, poniendo en valor un reparto de responsabilidades (delegaciones) inteligentemente negociado para sus intereses y ejerciendo de “cortafuegos” de todo el gobierno municipal ante las acometidas y merecidas críticas de la oposición, para el recuerdo quedaran sus intervenciones en el pleno municipal y su confrontación con el portavoz socialista, con un discurso florido, elocuente, vehemente y siempre bien estructurado y documentado. Dejando muy alto “el listón” para su relevo. Desde las antípodas ideológica, Fernando Rueda ha elevado el nivel personal, político e institucional de la Corporación municipal.

Con la marcha o no presentación de Manuel García, el PSOE, pierde el mayor activo electoral que pudiera tener. En cuatro ocasiones (2003-2015) ha encabezado la lista más votada en las elecciones municipales con el apoyo medio del 47,11%, del electorado durante el periodo. Pudiera ser que el PSOE se lo juegue todo a capitalizar el desencanto, decepción y críticas al gobierno municipal y se conviertan en apoyos electorales a su candidatura. Durante estos cuatro años de oposición el grupo municipal del PSOE , no se ha caracterizado por la formulación de propuestas concretas que evidenciaran la bisoñez e incoherencias frecuentes del gobierno municipal y ha jugado el papel de “invitado molesto” en los pocos debates de calado que han tenido lugar en el pleno, PGOU, presupuestos, inversiones, organización interna, alumbrado público. Tampoco ha dejado vislumbrar futuros liderazgos previendo la situación actual de cambio de candidato. Gabriel Santos, candidato in pectore, deberá articular un equipo y discurso fresco, novedoso y disruptivo con “herencias y mochilas” que ilusione, movilice y comprometa al electorado, fiel electorado, hasta ahora identificado más con la persona de Manuel García que con las siglas que representaba.

Anabel Burgos, ratificada por la asamblea local de Izquierda Unida como candidata a la alcaldía, única que repite como cabeza electoral, a priori podría considerarse como la mejor situada en la parrilla de salida. El conocimiento de su persona por la ciudadanía por si es un elemento diferencial sobre sus competidores. Salvo en las elecciones de 1.995, el electorado siempre había beneficiado al alcalde con una segunda legislatura.

Izquierda Unida repite candidata, Anabel Burgos. A priori podría considerarse la mejor situada en la parrilla de salida de los candidatos. Aunque no cuento con datos demoscópicos, es posible que su persona sea más conocida e identificable por la ciudadanía que sus competidores, ello por si es una ventaja en contiendas electorales. También se beneficia del reconocimiento social e influencia que otorga el ejercicio de la alcaldía durante cuatro años. La experiencia adquirida debe facilitarle el cuerpo a cuerpo con el resto de candidatos, menos avezados en estas lides. Por el contrario deberá hacer frente a corrientes de opinión críticas por el balance de gobierno y hacía el pacto que lo hizo posible. Repudiado por muchos de los incondicionales a su organización en vista de los resultados obtenidos. Tampoco le beneficia el perfil bajo que ha mantenido ante la opinión pública como representante del gobierno a favor de su socio y las dificultades que todo ello le supondrá para movilizar a su propia organización.

Ciudadanos tiene una oportunidad histórica de irrumpir en la política municipal, tienen a su favor la juventud y carencia de historia o “mochila” de su grupo promotor y la existencia de un nicho electoral en El Viso del Alcor, como dejaron patente las elecciones generales de 2015, 2016 y las autonómicas de 2.015 a pesar de no contar con organización local en esas fechas. El cambio de candidato del Partido Popular y PSOE les abre posibilidades de conseguir parte del electorado que en otros comicios han basculado entre estas opciones. La desaparición del Partido Andalucista, deja sin opciones de centro izquierda a un número importante de votantes, que en las elecciones municipales de 2.015 ya pudieron optar por la abstención. Su escasa visibilidad, no tener experiencia política, su reciente implantación y no tener candidato/a definido y público, les resta opciones de ser un actor relevante para la próxima legislatura.

Los partidos políticos tendrán ocasión de mostrar su fortaleza local en las próximas elecciones del 2 de Diciembre, si son capaces de movilizar a sus bases y simpatizantes y revertir la tendencia existente desde 2.003, donde las elecciones municipales y autonómicas tienen resultados análogos.

NOTA: Los comentarios publicados en el Buzón del Lector no representan la opinión de El Viso Digital. En ese sentido, este periódico no hace necesariamente suyas las denuncias, quejas o sugerencias recogidas en este espacio y que han sido enviadas por sus lectores.

GUILLERMO JIMÉNEZ



DEPORTES - EL VISO DIGITAL

FIRMAS
El Viso Digital te escucha Escríbenos