:::: MENU ::::

martes, 19 de marzo de 2019

  • 19.3.19
El Centro Cultural Convento del Corpus Christi acoge el jueves a las 21.00 de la noche la presentación del libro 'Un sueño de libertad. Poemas 1873-1918': un libro de poemas de Mercedes de Velilla que será presentado por Inmaculada Palomar la biógrafa de la escritora y el prologuista del libro Julio Cabanillas.



El acto, organizado por la Editorial Renacimiento y las Delegaciones de Mujer y Cultura del Ayuntamiento, se organiza para celebrar el Día Mundial de la Poesía, 21 de marzo.

El delegado de Cultura, Juan Jiménez, ha explicado que “MERCEDES DE VELILLA Y RODRÍGUEZ nace en Sevilla en 1852 y fallece en Camas en 1918, fue una ensayista, dramaturga y poetisa y una de las escritoras más representativas del movimiento literario de Andalucía en la segunda mitad del siglo XIX”.

Ha añadido Jiménez que “los méritos literarios de Mercedes de Velilla son varios. Es una magnífica versificadora, tanto en las estrofas de arte menor como en las del endecasílabo. Escribió poesía popular concisa y misteriosa, en la línea de la mejor poesía oral andaluza. Dejó sonetos de extraordinaria intensidad. La fuerza de estos sonetos puede compararse a los de la escritora inglesa Elizabeth Barrett Browning en sus célebres “Sonetos del portugués”. Finalmente, los poemas escritos en su madurez, ya en los comienzos del siglo XX, son lo más hondo y universal de su obra”.

Por su parte la delegada de Mujer, Pilar Praena, ha añadido que “inexplicablemente, la obra de esta poeta ha permanecido casi inédita y en el secreto de unos pocos. Es su familia la que encuentra sus poemas y decide publicarlos. Sin duda, la timidez, la discreción, las carencias económicas jugaron en su contra. El amor profundo a la libertad –a la libertad de la literatura y de la propia conciencia– suele pagarse con soledad y aislamiento. Su vida fue, sin duda, un sueño de libertad, solo en parte logrado”.

Praena ha comentado que “en su obra encontramos grandes temas del romanticismo como el amor, la soledad, la muerte, el tempus fugit, el paisaje como expresión orgánica, como símbolo del interior humana. Una evolución que va desde la poesía Becqueriana hasta la más modernista”.

J.C. JIMÉNEZ / REDACCIÓN



DEPORTES - EL VISO DIGITAL

FIRMAS
El Viso Digital te escucha Escríbenos