:::: MENU ::::

miércoles, 3 de octubre de 2018

  • 3.10.18
La Delegación de Medio Ambiente del Ayuntamiento ha hecho un balance positivo del transcurrir de esta Romería en lo que se refiere tanto a la recogida de residuos como al trato animal.



El delegado de Medio Ambiente, Juan Jiménez, ha mostrado su satisafacción al afirmar que “me gustaría resaltar el buen funcionamiento de la Romería 2018 ya que hicimos un esfuerzo ampliando el número de contenedores en el recorrido de la comitiva y la gente los ha utilizado y ha tenido un comportamiento ejemplar que nos hace estar muy satisfechos. En cuanto al trato animal, se contrató a un veterinario colegiado que realizó labores de vigilancia y atención directa y también estamos muy satisfechos con el informe que ha elaborado”.

Así, dice Jiménez que “el informe del veterinario deja bien claro que no observa “ningún episodio de maltrato hacia animal alguno, ni de abuso en cuanto a trabajo se refiere por parte de jinetes, cocheros o boyeros presentes. Continuamente se hidratan los animales en los puntos de agua dispuestos por la organización”, y lo dice así textualmente”.

El delegado ha detallado las actuaciones realizadas por el veterinario, así ets profesional realizó tres actuaciones concretas a lo largo del día de la Romería, el pasado 23 de septiembre. La primera, a las 12 de la mañana, cuando encuentra un burro enganchado a un charret que presenta heridas leves en la zona de la cincha por roces de los arreos, procediendo a su limpieza, pomada antibiótica y antiinflamatoria además de forrar con algodón y vendas los arreos que provocan el roce. También se atiende, a las 8 de la tarde, un caballo de pura raza española con dolor abdominal y que confirma un cuadro clínico de “cólico” con “impactación de colon”. Se le aplican analgésicos, antiendotóxicos y antiinflamatorios, se le traslada a su cuadra, pero en el trayecto y a causa del dolor, cae al suelo y se hiere la nalga izquierda. El veterinario vuelve a atenderlo, limpia las heridas y sutura. Lo vuelve a visitar el 25 de septiembre habiéndose resuelto el cuadro del cólico.

Y la actuación más llamativa es la que se produce sobre las 10 de la noche recibe aviso de caballo caido en la carretera, por donde pasa la comitiva, a los pocos minutos le vuelven a informar que el animal ha muerto. El caballo es trasladado a una hacienda, donde el veterinario habla con testigos y con el propio jinete de las reacciones del animal minutos antes de morir. Realiza inspección postmortem y se deduce muerte por insuficiencia cardiaca producida por un doble infarto de miocardio. El caballo cae al suelo una primera vez, al rato, y ya sin jinete, vuelve a caerse con claros síntomas de agonía, tardando poco en morir. Literalmente el veterinario dice que “casi con toda seguridad el animal presentaba patología cardíaca, probablemente congénita”, que había pasado desapercibida. Una situación de estrés más acentuada de lo normal en un caballo con poca actividad física puede desencadenar que problemas de este tipo hagan su aparición. Recalca en la parte final del informe que “no se aprecian signo alguno de exceso de castigo, por parte del jinete, ni de exceso de trabajo. Ninguna marca de espuelas en los costados ni heridas en nariz ni boca. Tampoco las mucosas presentan signos de que hubiera sufrido asfixia prolongada”.

Con este informe el delegado afirma que “por tanto, cero maltrato animal en nuestra Romería, según el veterinario colegiado. Más allá de esto, si alguna persona o asociación presencia lo que cree que es un caso de maltrato animal tiene que llamar a la Guardia Civil inmediatamente, para que se dictamine si hay o no maltrato y se realicen los procedimientos establecidos”.

En cuanto a los contenedores colocados por el Ayuntamiento en el trayecto de la comitiva Jiménez ha señalado que “los ocho contenedores colocados en INVIRSA se utilizaron y, de hecho, fueron insuficientes, y el año que viene ampliaremos el número en la zona ante la creciente presencia de gente. Los dos del Moscoso se llenaron y funcionaron bien y, el único punto más negativo, es que los nueve de la Vía Verde fueron infrautilizados, había más basura en el suelo de la Vía Verde que dentro de los contenedores. Desde aquí hago un llamamiento para insistir en la importancia de la limpieza de nuestro pueblo y nuestro entorno, tenemos que poner en valor nuestro Bien de Interés Turístico de Andalucía que es nuestra Romería. No es más limpio el que más limpia sino el que menos ensucia”.

J.C. JIMÉNEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: J.C. JIMÉNEZ


DEPORTES - EL VISO DIGITAL

FIRMAS
El Viso Digital te escucha Escríbenos