Ir al contenido principal

El jurado concede a Bodegas Robles el principal premio del XXIV Concurso de Vinos y Vinagres Ecológicos

Bodegas Robles, santo y seña de la producción ecológica en Andalucía y referente de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles, se coronó ayer en la vigésimo cuarta edición del Concurso de Vinos y Vinagres Ecológicos (Ecorracimo), una cita organizada de manera conjunta entre el Ayuntamiento de Montilla, Ecovalia y la Diputación de Córdoba que se celebró en el castillo de El Gran Capitán.


No en vano, la firma montillana se alzó con el 'Premio Especial Diputación de Córdoba', máximo galardón del certamen, gracias a su vinagre Piedra Luenga Bio al Oloroso saca especial, mientras que en la categoría de vinos, el jurado –que debió evaluar en torno a 200 muestras de Castilla-La Mancha, Castilla y León, Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana, Región de Murcia, La Rioja y Navarra– se terminó decantando por el tinto Bobal Icon, de Bodega Pagos de Familia Vega Tolosa, perteneciente a la Denominación de Origen Protegida (DOP) Manchuela, en Albacete.

El presidente de Ecovalia, Álvaro Barrera, se mostró convencido de que "el hecho de que, hoy en día, España sea una región potente en Europa en producción ecológica y que Andalucía sea la referente a nivel nacional es fruto, entre otras razones, de este concurso", cuyo panel de catadores contó con la presencia de la reputada enóloga María Isabel Mijares, chevalier de la Orden del Mérito Agrícola de Francia, además de asesora de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y secretaria de la Unión Internacional de Enólogos.

Por su parte, Rocío Márquez, directora técnica del certamen, valoró positivamente la "gran variedad de tipología de vinos" que concurrieron ayer al Concurso de Vinos y Vinagres Ecológicos, "desde espumosos a tintos, vinos blancos, vinagres y bebidas fermentadas", lo que, a juicio de la enóloga, "viene a demostrar que es un sector fuerte y que los productores apuestan por Ecorracimo”.


De igual modo, el alcalde de Montilla, Rafael Llamas, reconoció que este concurso representa "una gran oportunidad, a nivel local, para potenciar la marca Montilla vinculada a nuestro vino y, en este caso, a un vino con un valor añadido como es el ecológico".

Por último, Francisco Ramón Acosta, delegado territorial de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía en Córdoba, recordó que la provincia "ha duplicado la superficie de ecológico en los últimos diez años, llegando a casi 250.000 hectáreas".

A lo largo de estos 24 años, Ecorracimo se ha consolidado como referente de los concursos de vinos y vinagres ecológicos, cuyo objetivo último es el de poner en valor la calidad y el prestigio de los productos sostenibles, además de mantener y activar la producción de vinos de uva procedente de agricultura ecológica, apostando por el desarrollo de este sector y sirviendo de apoyo para la promoción y reconocimiento por parte del consumidor.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
REPORTAJE GRÁFICO: JOSÉ ANTONIO AGUILAR