:::: MENU ::::
COLEGIO PROFESIONAL DE PERIODISTAS DE ANDALUCÍA

Mostrando entradas con la etiqueta El sequero [Cesáreo de los Santos]. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta El sequero [Cesáreo de los Santos]. Mostrar todas las entradas

sábado, 25 de junio de 2022

  • 25.6.22

Posterior a las 5 calles con nombres de imágenes religiosas se completa la Barriada del Calvario con otras calles con nombres de plantas típicas de nuestra zona y de otro nombre de imagen religiosa.

Es la parte más nueva de la Barriada. Se asienta en lo que era a primeros del siglo XX la barrería-alfarería el Duende. Precisamente en donde está el Centro Cívico se encontraba ubicado el horno. Más tarde al comprarla la familia Pérez Bonilla alias los Alejos, la reconvirtieron en un huerto aprovechando su pozo. Lo llamaron el huerto la Cancela porque era lo que tenía para cerrar la entrada por la calle Los Cerros donde se encuentra la frutería Picharri.

En plena fiebre urbanística la familia Alejo en 1997 vende el huerto a un señor conocido como Paco Rey que a su vez lo traspasó a Currito de Utrera y a Gavilla (emprendedor visueño). Urbanizó esta parte de la barriada Andrés Carpio que tenía muy buenas relaciones con el ayuntamiento de El Viso, siendo su maestro de obras otro conocido visueño, Pepe el Tomate.

CALLE CRISTO DE LA BUENA MUERTE. (Antigua calle Malvasía).

Está rotulada con este nombre desde 2018 en que la Corporación Municipal presidida por Anabel Burgos atendía a la petición de la Hermandad de la Piedad con motivo del cambio de la imagen del Cristo en brazos de la Virgen.

El antiguo nombre  malvasía hace alusión a un tipo de uva pequeña propia de clima mediterráneo.

CALLE ROMERO

Esta calle es la salida de la Barriada del Calvario a la calle Los Cerros (Rosario). En ella se encuentra el Centro Cívico El Calvario. Forma parte de la plaza Donantes de Órganos (un acierto este nombre pues España con Andalucía a la cabeza es el país con más donantes de órganos del mundo).

Es el romero una planta emblemática en nuestro pueblo. Del romero se cubren las cruces que se adornan en la fiesta visueña más antigua: La Cruz.

Tiene la calle una carnicería, la de Juarmi, nieto de uno de uno de los Alejo (propietarios del huerto la Cancela) y una frutería en la esquina con una calidad, variedad y precios estupendos, la de Miguel Picharri, frutas y hortalizas de producción propia de su huerta de la Luná. Lo que hoy está de moda, producto de cercanía. Miguel también es nieto de otro Alejo.

 



 


CALLE ALBAHACA

Planta aromática propia de los patios visueños antiguos. Utilizada por los agricultores para sembrarla entre sus cultivos sobre todo de tomateras para ahuyentar a los insectos. Ingrediente en muchas recetas de la cocina mediterránea.

 


CALLE TOMILLO

Es el tomillo una de las plantas más características de las zonas que todavía permanecen boscosas en Los Alcores. Un privilegio pasear por el escarpe y que te envuelva el aroma del tomillo.

Muy empleado en El Viso para aderezar las aceitunas. Y no puede preciarse como una buena caldereta la que no lleve como condimento el tomillo.

 

 

CALLE YERBABUENA

Planta muy común en El Viso en arriates y macetas. Es un dicho popular que un puchero o caldo con yerbabuena en las ferias resucita a los muertos.

También es correcto  escribir y pronunciar hierbabuena con hache inicial…pero en nuestro pueblo la mayoría de las personas dicen yerbabuena.

Es la menta de jardín y tiene unos aromas intensos y frescos. Digestiva, expectorante y calmante.

 

 




 

CALLE JARA

Más común en la sierra que en los Alcores o la Campiña es una planta con flores muy bonitas pero… un vaquero me dijo que “no es mu der Viso” A lo mejor el que propuso el nombre para la calle se acordó de la sevillana: “huele a jara y a marisma”

 



CALLE ARRAYÁN

Arrayán para los árabes y mirto para los griegos es una aromática muy común en los montes andaluces. En jardinería hace unos setos muy bien conformados y definidos.

Los antiguos barreros de El Viso y debido a su alto poder calorífico lo segaban para calentar los hornos de ladrillos. Por deformación lo llamaban “arraiján” que recolectaban en los padrones y veredas de los Alcores.

 


 

CALLE JUNCIA

La juncia es una planta casi desaparecida en nuestra zona. Parte de la culpa la tiene que los arroyos ya no tienen agua limpia de la que gusta la juncia. Llamamos en El Viso juncia a los juncos que se crían en arroyos y humedales. Es tradición en nuestro pueblo echarlos en las calles a modo de alfombra para el paso del Corpus.



CALLE ALHUCEMA

Alhucema. Espliego o lavanda. Sus florecillas azules secas se utilizaban para quemarlas y aromatizar las estancias. Se echaba a las copas de cisco para enmascarar el olor al carbón cuando se quema.

Al final de la calle se encuentra otro buen bar de nuestro pueblo. Bar la Cancela o El Algarrobo (mote que le pusieron sus amigos a Antonio Pérez por su parecido con Alvaro de Luna, el Algarrobo en la serie de televisión Curro Jiménez en la década de los 70 del siglo pasado). El bar oferta una gran variedad de platos, bien surtidos y económicos. Después de viajar por toda España y parte del extranjero (como diría el Vojiga) estoy cada día más convencido que los bares de El Viso son los mejores del mundo mundial en relación calidad-precio.

Nos recuerda el nombre de la calle a una persona indigente visueña muy entrañable Ramona la

“Jhucema”.  

 

 


 

Agradecer a Juan Picharri por los muchos datos aportados para la confección de este artículo y a Baldomero Jiménez Moreno por las estupendas fotografías tanto de estas calles como las de la segunda parte. Extraordinaria es la del Mirador Casimiro Calvo Zapata.


CESÁREO DE LOS SANTOS


sábado, 28 de mayo de 2022

  • 28.5.22
Aledaños a la calle Jesús Nazareno, los terrenos donde se asientan las 5 calles con nombres de imágenes religiosas era un antiguo olivar. Su propietaria lo donó a la parroquia con la condición de que no le faltara aceite a la lámpara del Santísimo.


Lo llamaban el Olivar del Cura y lo llevaba en renta el padre de Juan "Picharri". A mediados del siglo pasado con una gran crisis en los precios de la aceituna, el olivar fue abandonado y se convirtió en un raso. Años más tarde alguien se interesó en su compra, a lo que se negó el cura Casimiro Calvo Zapata, recién llegado a nuestro pueblo. Al párroco se le ocurrió la idea de destinarlo a solares para construir casas de protección oficial y ofertar solares baratos para familias necesitadas sin vivienda. Con el apoyo de Arturo Jiménez "el Parche" director del Banco Hispano Americano y Jaime Ruiz, aparejador que hace los planos gratuitamente, el propio ayuntamiento y todos los adjudicatarios de los 99 solares se comienza la construcción de la barriada. Todos los participantes en el proyecto están de acuerdo en que se rotulen las calles con los nombres de las imágenes que procesionan en nuestra Semana Santa y en las rogativas (Cristo de la Misericordia). Cuenta la barriada con una preciosa plaza y un espectacular mirador a la Vega.

CALLE VIRGEN DE LOS DOLORES

La visueña Virgen de los Dolores es una imagen de autor anónimo. Su rostro es conmovedor y refleja el profundo dolor de una madre por el sufrimiento de su hijo.

Se crea la Hermandad en 1922 y procesiona en Semana Santa el viernes en la tarde-noche por las calles de nuestro pueblo desde 1923.

Conocido es el hecho de que es la única que se salvó de la quema de las imágenes de la iglesia parroquial a comienzos de la Guerra Civil porque ante de los incidentes el Sacristán Guerrero la escondió en su casa.

Tiene una gran devoción en El Viso y son muchas las mujeres que llevan su nombre.

La calle empieza en la calle Jesús Nazareno y tiene 120 metros de larga.




CALLE VIRGEN DEL MAYOR DOLOR

Toma la calle el nombre de la Virgen del Mayor Dolor que es una imagen de la que no se conoce su autor y se cree que es de principios del XVIII. Es una talla de Candelero (estructura de madera con la cara y las manos). Procesiona con la hermandad de Nuestro Padre Jesús en la mañana del Viernes Santo. En el paso le acompaña una imagen de San Juan Evangelista.

 

Parte de la calle Jesús Nazareno en cuesta arriba para terminar en la calle Cristo de la Vera Cruz. Paralela a la calle Virgen de los Dolores, son las dos igual de largas.

En ella se encuentra un bar emblemático de la localidad, el bar la Llave que abrió sus puertas cuando se hicieron las primeras casas del barrio. Este año cumple 51 años.

 





PLAZA JERUSALEN

Cuenta la barriada con esta plaza con arboleda, una fuente y unas vistas a la Vega extraordinarias. Una parte de la plaza tiene veladores del bar la Llave. Un auténtico lujo y una delicia el sitio y la comida y bebida del bar.

 


 

CALLE CRISTO DEL AMOR

Toma la calle el nombre de una imagen de nuestra Semana Santa.

En 1960 llega esta imagen del Cristo del Amor a nuestra parroquia procedente de la iglesia de San Martín de Sevilla que acepta una donación de 10.000 pesetas y un saco de garbanzos por cederla. Imagen de finales del XVI. Desde entonces es titular de la Hermandad de la Virgen de los Dolores con la que procesiona.

Sufrió un incidente cuando se recogía de su estación de penitencia en la Semana Santa de 1970, tras engancharse en un cable que provocó que la imagen y la cruz cayeran en las escaleras de la plazoleta del Palacio frente a la calle el Horno. ¡Impresionante! Absortos y acongojados los testigos (entre los que me encuentro)…el silencio de la noche…el llanto desgarrador del capataz del paso abrazado a la imagen llevándolo hacia la iglesia.

La calle tiene una longitud de 134 metros.

 




CALLE CRISTO DE LA VERA-CRUZ

Vera-Cruz quiere decir Verdadera Cruz

La hermandad del gremio de zapateros de El Viso del Alcor de la Vera-Cruz fue fundada en 1523 y su titular era cristo en un lienzo que fue sustituido por una imagen de un crucificado en 1602 cuya posible autoría es de Juan Gómez (coetáneo a Martínez Montañés y Juan de Mesa). Este cristo fue pasto de las llamas en la puerta de la Capilla de la calle Los Cerros en los incidentes de principios de la Guerra Civil en nuestro pueblo en 1936. El actual cristo visueño de la Vera-Cruz fue modelado en el taller de Triana de José Navia en 1942.  Procesiona con la Virgen del Rosario los jueves por la tarde-noche. Hacía estación de penitencia en el mismo paso que la virgen hasta 1956. Al año siguiente tuvo su paso.

Tiene la calle una longitud de 100 metros.

 


CALLE CRISTO DE LA MISERICORDIA

La imagen es de cartón piedra y representa a Cristo muerto. Muchas generaciones de niños visueños se sorprendían al conocer que es el único cristo con una peluca de pelo natural de nuestro pueblo.



Es un regalo que hizo la VII Señora de El Viso (IV Condesa de Castellar) a los frailes mercedarios que se instalaron en el Convento del Corpus Christy en 1604.

Hay una leyenda urbana que asegura que el pelo del cristo es de Manuel Cadenas Salvat “Cote”, escondido en un pozo durante 3 años para evitar ir a la guerra, cuando se entregó a las autoridades acabada la contienda civil, su madre muy devota del Cristo le donó una de sus largas trenzas.

En 1926 el cura Primitivo Tarancón aportó 12000 ptas. para crear una fundación  en honor al Cristo. Los intereses eran para socorrer a los pobres.


La imagen del Cristo de la Misericordia es la que sacan los agricultores de El Viso en sus rogativas por la lluvia en los años de sequía.

Tiene la calle 65 metros de larga.


MIRADOR CASIMIRO CALVO ZAPATA

Es parte del escarpe de Los Alcores. Partiendo el mirador y siguiendo el escarpe dirección Carmona hay una senda que lleva hasta las inmediaciones de la Motilla.


Un acierto el haber denominado Casimiro Calvo a las traseras de la barriada mirando a la salida del sol. Un homenaje a este cura que fue uno de los impulsores de esta bonita y alegre barriada.

 


CESÁREO DE LOS SANTOS

sábado, 23 de abril de 2022

  • 23.4.22

El Calvario es un montículo a las afueras de Jerusalén donde fue crucificado Jesús de Nazaret.

 

Fue la VII Señora de El Viso y IV Condesa de Castellar Beatriz Ramírez de Mendoza, la que eligió uno de los montículos, cerros o colinas que conforman la Cornisa de Los Alcores, para hacer la estación de penitencia de un Vía Crucis con salida desde la iglesia conventual y recorrido muy parecido al que hizo Jesús desde el palacio de Pilatos al Gólgota o monte Calvario.

Desde entonces este Alcor en nuestro pueblo es conocido como el Calvario. En el centro se encuentra un templete cilíndrico macizo y coronado con una cruz. Desde hace mucho es la estación de penitencia que llevan a cabo las cofradías de nuestro pueblo.


La cruz es de hierro forjado, con remates muy bonitos, que data de finales del XVII. Estos últimos años vecinos de la zona adornan el templete con motivo de las fiestas de La Cruz.

 


Subiendo al Calvario a la izquierda nos encontramos con la pista deportiva que se construyó en el solar del antiguo matadero municipal.

Nuestro Calvario es un extraordinario mirador desde donde se divisa la inmensa Vega de Carmona. Punto estratégico para deleitarse de los primeros rayos de sol del amanecer. Destaca en el horizonte la Sierra Sur donde sobresalen el Terril y el Peñón de Algámitas (con forma de triángulo), los dos montes más altos de la provincia de Sevilla. Tiene unas hermosas vistas de todo el pueblo (donde destaca la iglesia parroquial) y del otro alcor emblemático de El Viso, la Tablá.



Calle Calvario

Comienza la calle en el Cantillo (confluencia de las calles Albaicín, Carmona, Nueva y Calvario). Cantillo es una palabra que significa esquina. En su primera casa conserva en la actualidad una de las cruces del Vía Crucis que estaban repartidas por todo el casco urbano antiguo.


Es una de las calles más antiguas de El Viso. Al principio era un camino que llevaba a distintos olivares, huertos y barrerías (hasta nueve hubo en esta zona en la época de esplendor de las alfarerías visueñas hacia la mitad del siglo pasado).

El camino estaba flanqueado de moreas por lo que cuando se convirtió en calle se la rotuló como Moreras al menos desde 1785 y con ese nombre permaneció hasta 1931, año en el que le cambiaron por Blasco Ibáñez (escritor y político republicano) para llamarla Calle Calvario a partir de 1936.

Antaño cruzaban dos arroyos la calle, el primero salía por una alcantarilla a la altura de la casa que fue de Manolo “el Lechuga” y el otro más caudaloso que tenía la salida por la tapia con dos alcantarillas que había en lo que hoy es la calle Fray Pedro de San Cecilio.

Al final de la calle a mano derecha había dos barrerías (el Mellizo y el Duende); en sus solares se han construido dos urbanizaciones: Nuestra Señora de la Piedad y el residencial Balcón de los Alcores con entradas con cancelas por la calle Calvario.

Hasta no hace mucho había en la calle dos vaquerizas (la de la Lole y la del Cagamarillo) y el rebaño de cabras de Alfonso el Pito.

Tiene la calle una longitud de 256 m.

El Covirán de Mari Cruz junto a la Quini en el Cantillo son las tiendas del barrio.


CALLE JESÚS NAZARENO

Debe la calle su nombre a la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno, creada en 1670 por encargo de los monjes mercedarios del Convento. Procesiona con su túnica morada y su corona de espinas cargando con la cruz en nuestra Semana Santa los Viernes Santos.


La calle era el callejón que unía el Calvario con la calle Los Cerros (en la actualidad Rosario). A la altura de la calle Carmona doblaba a la derecha, dónde después estuvo la barrería de Enriquito y por detrás de las casas llegaba muy cerca de la calle San Laureano. Había huertos, rasos y olivares protegidos por grandes vallados de pitas (chumberas), en algunos de los cuales se asentaron barrerías al lado de los pozos. Entre los huertos destacaba el de Camilo que estaba situado en las traseras de las casas de esta calle y las de la calle Calvario. Conocido también por el huerto la Fábrica en las primeras décadas del XX, porque Camilo León era su propietario y también lo era de la fábrica de aguardiente que tenía en la plazoleta del Ayuntamiento Viejo. En un principio este huerto era la huerta de Arriba de los Señores de El Viso (Condes de Castellar), para distinguirla de la que estaba junto al Palacio que era la huerta Abajo.


Compró el Ayuntamiento, en los años veinte del siglo pasado, la casa que estaba enfrente del callejón para darle salida recta a la calle Los Cerros, lo que le dio un fuerte impulso a la construcción de viviendas en la zona.

En 1925 el callejón tenía 3 casas. En 1932 la rotulan con el nombre del catalán Ferrer Guardia, pedagogo anarquista que fue condenado a muerte por ser instigador de los sucesos de la Semana Trágica de Barcelona en 1909. Desde 1936 se la inscribe en el callejero como Jesús Nazareno.

 Tiene la calle una longitud de 300 m.

Al principio y al final de la calle quedan vestigios de dos de las antiguas barrerías más emblemáticas de la zona. La de Enriquito con alfarería de tejas, cangilones, búcaros y cántaros y la del Manzano a la sombra del Calvario.



Cuenta la calle con una buena peluquería, la de Conchi y su hija Elena. En la misma casa tiene su sede GEINSUR una admirable empresa que se dedica a servicios integrales: jardinería, agricultura, albañilería, piscinas, cristalería, instalaciones deportivas, pintura, carpintería, etc. El lugar que ocupa la casa era la barrería del Lámpara que contaba con dos pozos, uno de los cuales era de noria.

Celebraban en verano los vecinos de la barriada en la década de los 70 la Verbena del Melón.

En la acera izquierda se encontraban el huerto del Picharri y el olivar del Cura, donde se encuentra ahora la barriada del Calvario que trataremos en un próximo artículo sobre las calles de nuestro pueblo.

Agradecer a Juan Picharri, que, a pesar de su mala cabeza, como él dice, le debo mucha información para redactar este artículo. También a Rosario Benítez, José María López, Enrique Vergara, Pepe el Roíto, al Oli, Manuel Charlante, José Ángel Campillo y otros muchos más. Y a Magdalena García y Baldomero Jiménez por las fotos.


CESÁREO DE LOS SANTOS
FOTOGRAFÍA: 
J PEDRO MARTÍN | MAGDALENA GARCÍA | BALDOMERO JIMÉNEZ


sábado, 19 de marzo de 2022

  • 19.3.22

Es mi intención crear un callejero de nuestro pueblo explicando el significado y un poco de la historia de cada calle. Con la aportación de los propios vecinos o de cualquier otro visueño que tenga algún dato de interés al respecto; con la historia, las industrias, tiendas, bares, leyendas, anécdotas o familias que han vivido o viven en la calle para que quede al alcance de todos. Así que espero vuestras aportaciones sobre éstas u otras calles en los comentarios para ir redactando el callejero. Aquí van las dos primeras… de las más antiguas de El Viso.

Calle Conde de Castellar.

Castellar de la Frontera es un pueblo de la provincia de Cádiz. Desde el siglo XV ha estado íntimamente ligado a El Viso del Alcor. En 1440 Juan Arias de Saavedra recibe por méritos de guerra el Señorío de El Viso y en 1445 el de Castellar. Siendo Señor de ambos pueblos. A su bisnieto Juan Arias de Saavedra y Ponce de León, IV Señor de El Viso le conceden el Condado de Castellar pasando a ser el primer Conde.

En la foto vemos el Castillo Palacio de los Conde de Castellar, Señores de El Viso y Marqueses del Moscoso (título dado por la pertenencia del cortijo del mismo nombre de nuestro pueblo).

El VII Señor de El Viso y IV Conde de Castellar Fernando Arias de Saavedra y su esposa la Señora y Condesa Beatriz Ramírez de Mendoza construyen el Palacio, el Convento del Corpus Christi y la Iglesia Conventual entre 1604 y 1617.

Gaspar Juan Arias de Saavedra VIII Señor de El Viso y V Conde de Castellar, está enterrado en la iglesia conventual del Corpus Christi. Éste último y los  nombrados anteriormente son los condes de Castellar más significativos para nuestro pueblo a los que hace alusión la calle.

         


La calle formaba parte del camino o vereda Real de Sevilla a Carmona junto a la calle Juan Bautista, Real, Plazoleta del antiguo ayuntamiento, Convento, Plazoleta Cardenal Spínola, Albaicín, Carmona y Los Cerros. En un principio este ensanche del camino era zona de abrevadero en el Pilar que se surtía de la Fuente y de descanso para las caballerías y ganado que transitaban por dicho camino. Este camino o vereda era el más utilizado de los tres que unían a Sevilla con Carmona, desde el tiempo de los romanos, en época de lluvias por la naturaleza caliza del suelo de Los Alcores.

 

Conocida en un principio como plaza del Lavadero (que estaba en la Huerta Abajo). Actualmente en ella se encuentra la Fuente del Palacio, la entrada del aparcamiento del Nuevo Ayuntamiento (Antigua puerta falsa del Palacio) y el Pilar o abrevadero. Mantiene el antiguo e icónico recoveco en la esquina del denominado desde la antigüedad como el Rincón del Pilar En 1890 la calle pasó a denominarse como Castellar. Cambió de nombre en 1931 con la llegada de la Segunda República para denominarse Antonio Zaraya (intelectual republicano). Fue rotulada de nuevo en1936 como Conde de Castellar, nombre con la que perdura hasta la actualidad.


   

 

Calle Albaicín.

Una de las calles más antiguas de nuestro pueblo. Albaicín es una palabra de origen árabe que quiere decir calle o barrio en cuesta. Hay muchas calles y barrios rotulados como Albaicín o Albayzin (Madrid, Alhaurín de la Torre, Salobreña, Coria de Cáceres, etc) pero el más famoso de todos es

el barrio del Albaicín de Granada.


     


Construyeron las casas en la antigua vereda Real de Sevilla a Carmona. Empieza en la calle Conde de Castellar y termina en la calle Carmona en la confluencia con las calles Nueva y Calvario en el sitio denominado El Cantillo.

En ella se encuentra la Casa Hermandad que comparten la Piedad y el Cautivo en el nº 3 construida en el año 2003, y el Centro Parroquial en el nº 12 que data de 1798. Quizá sea un caso único lo de compartir dos hermandades la misma casa.


          


Deportados de Las Alpujarras, después de sublevarse, muchos moriscos fueron asentados en Los Alcores en el siglo XVI. Un número importante de estos llegaron a El Viso. Muchos visueños llevamos la sangre de estos moriscos. Dejaron su huella en la forma de labrar la tierra, en la construcción de las casas y calles y la introducción de muchas palabras árabes en nuestro léxico. Hay una caseta de La Cruz y un colegio con el nombre de Albaicín (antiguamente vulgo Erbezín). 

 En la pared de la fachada de la casa que está casi enfrente del Centro Parroquial, con gran acierto, ha colocado su dueño un viejo azulejo con la representación de una de las estaciones del Vía Crucis que precisamente se hacía en ese lugar. Tenemos la suerte que muchos de los vecinos de la calle han optado por la arquitectura típica de nuestra tierra, construyendo unas casas con dinteles y laterales de las puertas resaltados con ladrillos viejos, rejas andaluzas, algunas con anillas antiguas de amarre de bestias y fachadas encaladas de un gusto exquisito.


Lleva la calle con el nombre de Albaicín más de 200 años. Ha habido pequeños periodos de tiempo en que se cambió el nombre. En 1931 Ramón y Cajal, en 1936 Juan Tarancón, en 1938 Primitivo Tarancón para volver a rotularse como Albaicín en 1975.

El próximo artículo sobre calles tratará del Calvario, la Calle y su Barriada. Espero vuestras aportaciones en los comentarios para redactarlo. 


CESÁREO DE LOS SANTOS



GRUPO PÉREZ BARQUERO


CULTURA - EL VISO DIGITAL


UNICEF

DEPORTES - EL VISO DIGITAL

LA ABUELA CARMEN - LÍDER EN EL SECTOR DEL AJO, AJO NEGRO Y CEBOLLA NEGRA

FIRMAS
El Viso Digital te escucha Escríbenos